Si has empezado un nuevo proyecto y quieres contratar un hosting para tu nueva página web pero no sabes qué tipo de alojamiento elegir, esta ayuda puede serte de utilidad.

El primer problema al que te puedes enfrentar en el momento de hacer la contratación de un alojamiento web es qué tipo de hosting debes seleccionar: ¿Linux o Windows?

Linux y Windows son los principales sistemas operativos en servidores web, siendo ambos muy sofisticados. No es cuestión de que una opción sea mejor que otra, sino de elegir la que sea adecuada para tu proyecto y el tipo de web que vas a tener.

La elección entre un alojamiento web Windows o Linux no debe hacerse en función del sistema con el que trabajas en tus equipos. Lo que importa es el tipo de lenguaje que se va a utilizar para crear la web y si se necesita utilizar alguna base de datos.

Para trabajar con aplicaciones web que utilizan lenguajes como PHP y bases de datos MySQL (WordPress, Prestashop, Drupal, Magento, Joomla…), es necesario contratar un alojamiento Linux.

En el mundo del alojamiento web, Linux es considerado como el mejor sistema operativo. Se trata de un software libre y open source, lo que le ha llevado a ser el entorno natural para servidores web, y es la razón de su enorme popularidad. Linux se ha convertido en la mejor solución para el hosting web por su fiabilidad, estabilidad y eficiencia, siendo actualmente el sistema más utilizado.

Puedes consultar en el siguiente enlace todos nuestros alojamientos Linux:

Hosting Linux

Los alojamientos Windows se utilizan para trabajar con aplicaciones que necesitan programación  ASP.NET y bases de datos SQL Server, tecnologías que un servidor Linux no puede soportar. Una gran ventaja que hasta ahora ha tenido el hosting Windows frente a Linux es el soporte del framework de alto rendimiento ASP.NET.

En el siguiente enlace verás las diferentes opciones que tenemos para nuestros alojamientos Windows:

Hosting Wondows

La mejor opción para ti dependerá de qué tipo de página web vas a instalar y de su programación. Ante cualquier duda lo mejor es que nos preguntes antes de hacer la contratación de un un servicio de hosting.